fbpx

Noticias positivas 24 horas

¡Colombia! 60 años conservando la riqueza natural

Tiempo de lectura: 1 minuto 40 segundos

La preservación de la diversidad es uno los beneficios más importantes que aportan los Parques Nacionales Naturales al país. Estas áreas protegidas se han constituido, además, en una fuente inagotable de conocimiento científico en pro de la supervivencia de la humanidad, así como en el hábitat de una gran parte de la flora y fauna existente en Colombia.

En pro de salvaguardar toda esa riqueza natural existente en los territorios nació un 9 de noviembre hace 60 años, el Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia de la mano de la creación del Parque Nacional Natural Cueva de los Guacharos, la primera área protegida del país, declarada como Parque Nacional Natural en el año de 1960.  

Desde entonces y hasta la fecha han sido declarados otras 59 áreas protegidas de carácter nacional que equivalen a más de 22.000.000 de hectáreas del territorio nacional.

“Hemos recorrido un largo camino, pero todavía falta mucho por hacer. Hacia el futuro, nuestros retos son continuar trabajando en la apropiación y conservación de las áreas protegidas, así como en generar bienestar a las comunidades», indicó Julia Miranda Londoño, directora General de Parques Nacionales. 

La funcionaria resaltó el hecho de que, con la inclusión de cinco Parques Nacionales Naturales en la Lista Verde de la UICN, Colombia es el país líder de América del Sur en este aspecto, al tener el mayor número de áreas protegidas con manejo efectivo y resultados de conservación exitosos. 

¿Por qué conservar estas áreas?

Desde Parques Nacionales Naturales indicaron que proteger estas áreas es crucial de importancia porque, entre otras cosas, éstas conservan gran parte de la biodiversidad natural y cultural del país, al igual que se proporcionan bienes y servicios ecosistémicos esenciales para el desarrollo social y económico, como, por ejemplo, la provisión de agua para el consumo de 27.000.000 de personas y para el desarrollo de actividades productivas estratégicas como la generación de energía.

Adicionalmente, son hábitat de miles de especies de fauna y flora silvestre, y una alternativa de trabajo sostenible y educación para las comunidades de las zonas que desde la práctica del ecoturismo crean conciencia sobre el valor de las áreas protegidas, a través de actividades de esparcimiento como la contemplación, el deporte y la cultura. 

Estas áreas también contribuyen a la generación de oportunidades sociales y económicas, tanto a las regiones como a las poblaciones locales, de ahí la necesidad de seguirlos preservando. 

Le puede interesar: La Alcaldía de Manizales busca jóvenes que tengan un proyecto para enfrentar la crisis climática.

«Si hay algo que nos ha enseñado este tiempo es que necesitamos la naturaleza, por eso en Parques Nacionales creemos que llegó el momento de regresar, de darnos una segunda oportunidad de probar que podemos ser mejores y sobre todo de valorar lo que más importa: la vida», señala Parques Nacionales en un video con el que conmemora los 60 años de creación. 

Un contundente mensaje para los habitantes de un país que cuenta con la presencia de alrededor de 178 biomas y ecosistemas, pasando por páramos, bosques (andinos, altoandinos, de niebla, subandinos, húmedos y secos), sabanas, humedales interiores (lagos, lagunas, madreviejas, embalses), zonas secas (áridas y semiáridas) hasta áreas marinas y continentales (playas, manglares, corales).

Puede interesarle: 7 acciones para retribuir a las áreas protegidas los beneficios que nos brindan

Su riqueza natural, hace de Colombia el cuarto país con mayor diversidad de vida en el mundo (10 al 15 por ciento). El primero registro de aves; el segundo en anfibios y plantas; el tercero, en reptiles y el quinto en mamíferos, muchos de los cuales encuentran refugio y hogar en los parques nacionales naturales, por eso el deber de todos es conservarlos y defenderlos de amenazas como la deforestación, el acaparamiento de tierras para la agricultura y la ganadería, la minería ilegal y el cultivo de plantas de uso ilícito. El último parque que fue declarado Bahía Portete-Kaurrele en La Guajira en 2014. 

Equipo de Redacción La Ciudad Positiva (Con información de Semana Sostenible)

Comments (0)

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: